Tres pilares básicos para detectar las enfermedades de la Próstata

Quizás todavía no se sabe hasta qué punto la visita con el urólogo puede influir en la productividad laboral de un hombre. Lo cierto es que muchos hombres piensan que ciertos síntomas urinarios son una condición común de la edad, pero no hay pensamiento más equivocado que éste. Por ello, en esta ocasión, el artículo semanal de la Unidad de Urología estará relacionado con la Próstata y todas las enfermedades que puede generar si no se visita de manera periódica al urólogo. Esperamos que la información que a continuación les presentaremos les sea de gran utilidad y les ayude a tomar consciencia de la importancia que tiene la visita con este especialista.

Es bien sabido que muchos hombres en todo el mundo no acuden con el urólogo por desconocimiento o por vergüenza. Lo cierto es que esta resistencia no es más que un indicativo del desconocimiento que existe acerca del cuidado de la salud prostática y de la salud del hombre e general. Los hombres que estén leyendo este artículo deben saber que a partir de los 40 años de edad la próstata experimenta un crecimiento progresivo que es natural y que, en muchos casos es benigno. La Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP), nombre científico con el que se le denomina al crecimiento de próstata, afecta aproximadamente al 50% de de los hombres de todo el mundo que oscilan entre los 50 y los 60 años de edad.

Este padecimiento tiene un tratamiento y, su diagnóstico temprano es muy valioso debido a que puede evitar enfermedades mucho más graves como el cáncer prostático. Por esta razón, es necesario que las instituciones de salud, los organismos internacionales así como las empresas realicen campañas para concientizar a los hombres sobre la importancia que tiene el acudir con un especialista de esta naturaleza. La decisión de considerar a la revisión prostática como parte del las revisiones médicas generales es uno de los retos más grandes a los que deben enfrentarse los responsables en la materia para así poder evitar enfermedades mucho más graves que afecten a la calidad de vida de las personas y a su desarrollo en el campo laboral.

Sin duda, diagnosticar las enfermedades de la Próstata a tiempo es uno de los retos más grandes que tiene el hombre y las instituciones dedicadas al sector salud. Es un hecho que el diagnóstico de las enfermedades prostáticas es determinante para su curación. En cuanto al cáncer de próstata, podemos determinar tres grandes pilares para hablar del diagnóstico precoz que le permita al paciente conservar su calidad de vida y evitar las complicaciones que genera una enfermedad de esta naturaleza. A continuación les presentaremos estos tres pilares que, sin duda, le harán tomar conciencia de la importancia que tiene el cuidado de su salud prostática.

Primero: Lo más importante que puede tener el hombre para acudir con el urólogo y que detecten a tiempo las enfermedades de la próstata es el reconocimiento de los síntomas. Entre los principales síntomas se encuentran: la necesidad de orinar varias veces, inclusive durante la noche, la dificultad para orinar e, inclusive, dolor al orinar. Si usted detecta estos síntomas, es muy importante que acuda con un médico especialista en urología como los de la Unidad de Urología. Desafortunadamente, el varón tiende a negar o encubrir todos estos síntomas porque los interpreta como un signo de debilidad y envejecimiento, dos elementos o sentimientos que no están bien vistos en una sociedad basada en la imagen como símbolo del éxito.

Segundo: El segundo pilar para evitar las enfermedades de la Próstata es la visita constante con el especialista en urología para que realice una exploración a través del recto y así detectar cualquier anomalía. La visita al urólogo es necesaria debido a que el hombre no puede palparse la próstata por sí mismo. De la misma forma y naturalidad con que se acude al médico en caso de que nos salga un bulto en el cuello, en la mejilla, en la pierna o en el brazo, así debe ser con el urólogo en caso de notar alguna anomalía en la próstata o en caso de presentar uno de los síntomas que mencionamos anteriormente.

Tercero: El tercer pilar es el más importante (sobre todo cuando se niegan los primeros síntomas y además se tiene miedo de ir al urólogo a causa del tacto rectal). En este caso, es importante realizarse un examen de sangre para poder detectar si existen problemas con la próstata. Desde hace algunas décadas los médicos especialistas en urología saben que el Antígeno Prostático Específico (PSA) es un perfecto indicador para saber si existe algún problema con la próstata que pueda afectar la calidad de vida del paciente en el futuro. El PSA es una proteína que segregan las células de la próstata, si estas presentan anomalías, será necesario, entonces, realizar el tacto rectal para determinar con exactitud la gravedad del problema.

En la Unidad de Urología esperamos que después de leer estos tres pilares para detectar las enfermedades de la Próstata usted tome conciencia de la importancia que tiene dejar de lado los miedos, los tabús y prejuicios que se tiene sobre esta especialidad. Recuerde que lo más importante es poner atención a su cuerpo y acudir de forma periódica con el urólogo para conocer con detalle el estado de su próstata. Si desea agendar una cita con los médicos especialistas de la Unidad de Urología, no dude en ponerse en contacto con nuestro personal, quienes le atenderán con la cordialidad, el profesionalismo, la discreción y el respeto que usted se merece.

Publicaciones Recientes

Deja un comentario