Deja a un lado el miedo al urólogo, y comienza a cuidar de tu salud

A los cuarenta años, ya no hay excusas ni vergüenzas que valgan el miedo a la consulta con el urólogo, pues después de esta edad, es obligatoria y no debe existir nada que te impida realizar una cita y comenzar a cuidarte como es debido, pues el cáncer no avisa y la prevención es la única arma que tenemos ante esta terrible enfermedad.

Esta práctica debe dejar de ser vista con prejuicios y tabúes, pues es tan normal como la visita al ginecólogo, no pasa nada, recuerda que estás en manos de especialistas como los de la Unidad de Urología y puedes estar tranquilo de que estás haciendo algo de bastante provecho para ti.

Visitar periódicamente al urólogo, es prácticamente la única arma que tendrás para detectar a tiempo el cáncer de próstata, que es el más frecuente entre los hombres de edad madura, lamentablemente, la falta de información acerca de esta práctica, tan natural y necesaria, hace que muchos comiencen a generar un miedo irracional, dejen de asistir a las citas y pongan en riesgo su vida por una simple creencia.

Uno de los principales puntos por los que los hombres deciden que lo suyo no es una cita en urología, es por el tacto rectal, pues es una práctica que está llena de tabúes, que, según las costumbres y creencias, pone entre dicho la hombría de quienes la practican y demás sartas de tonterías que solo impiden que se haga un estudio completo, con el cual, podemos estar tranquilos de que todo está bien, además, la práctica de urología, no solo se limita a un simple estudio rectal, de hecho, nadie está obligado a hacerlo, pues dentro de los estudios, hay otras técnicas para poder asegurar que el cáncer no ha aparecido y que todo se encuentra en perfecto orden.

Muchas de las enfermedades que aquejan la próstata, no presentan síntomas evidentes o molestos y pueden pasar muchos años sin siquiera hacerse notorias, por lo que una consulta con un urólogo es forzosa para poder detectar a tiempo cualquier problema que esté pasando en nuestro organismo, antes de que este se complique y se convierta en algo verdaderamente grave.

Como hemos repetido en esta entrada y en muchas más de este mismo blog, la única clave para evitar tener una mala noticia, es la prevención y esta no tiene que ser cada mes, es cada año, por lo que no tienes que lidiar con una ansiedad constante por la cercanía de tu consulta, esta es rápida y con los métodos modernos se hace cada vez menos molesta.

Todos los urólogos son, generalmente, médicos empáticos, conscientes de los mitos que rodean a esta práctica y abiertos a resolver cada una de tus dudas, sin regaños, con el léxico adecuado para que ningún punto pueda confundirse en algún término médico y con toda la calidez necesaria para romper el hielo y hacer ver al paciente que todos sus miedos son errados.

Gracias a esta experiencia, muchos pacientes comienzan a darse cuenta que realmente no es algo de lo que se deben avergonzar, que una consulta urológica es necesaria, misma que repiten con gusto, pues saben que están haciendo algo benéfico para su salud.

Para que tengas un poco más de información y reconozcas la importancia de acudir periódicamente a tu consulta, te vamos a platicar sobre los principales factores de riesgo en los hombres y la importancia de llevar un buen control de salud.

Como sabemos, el cáncer de próstata es una de las enfermedades más comunes en los hombres, las estadísticas señalan que uno de cada seis hombres lo padecen y que uno de cada treinta y seis morirá a causa de este padecimiento, esto significa que muchos de los que están leyendo este artículo, justo en este momento, son candidatos a padecer este tipo de cáncer, el cual, es de una lenta evolución, lo que permite a muchos de los pacientes llegar a una edad más avanzada, pero no con una calidad de vida óptima, por eso, es muy importante un chequeo anual, con el que podamos diagnosticar a tiempo y tratar de manera debida cualquier alteración presente.

Otro punto que es muy importante mencionar y que está ligado a la salud del hombre, es el hábito del tabaco, pues los fumadores corren un importante riesgo de desarrollar tumores en la vejiga, pues al fumar, se absorben todas las sustancias químicas con las que los cigarros están fabricados, mismas que se van directamente al torrente sanguíneo, por lo que el riñón se ve forzado a trabajar más duro para poder eliminarlas del organismo, lo que provoca que se generen tumores.

Las patologías urológicas, no solo son propias de los hombres de edad avanzada, en los jóvenes, las enfermedades de transmisión sexual son las más frecuentes, pues muchas veces realizan su vida sexual sin la protección adecuada, exponiendo su salud completamente a estas.

Es también común, que los jóvenes sufran de disfunción eréctil psicógena, en donde el problema real no es del organismo, sino de la mente y de los estándares inalcanzables que la sociedad maneja con respecto a lo que un hombre debe realizar en el acto sexual y de cómo debe verse, lo cual provoca inseguridad y temor en el momento de tener relaciones sexuales.

Otro de los padecimientos más comunes que tratamos en nuestra profesión, es la hiperplasia benigna, la cual, dificulta la micción, haciendo que el paciente tenga que acudir constantemente al baño y con una sensación de urgencia, por lo que tratarlo a tiempo es de vital importancia para evitar una situación más grave y difícil de manejar.

En Unidad de Urología, estamos conscientes que muchos de los temores surgen por lo invasiva que solía ser este tipo de consulta, afortunadamente, los tiempos cambian y la tecnología actual nos permite tener acceso a técnicas más suaves, por lo que se derriba uno más de los mitos sobre la urología.

Al principio, se trataban los problemas de la próstata con una cirugía abierta, lo cual, ocasiona una serie de problemas posteriores, además de ser peligrosa y bastante molesta, hoy en día, esto ya no se practica, ha quedado a tras para dar entrada a la laparoscopía y a la cirugía láser.

En la Unidad de Urología, contamos con la mejor y más moderna tecnología, para tratar cualquier padecimiento. Nuestro equipo médico está altamente capacitado y actualizado en las técnicas más novedosas, por lo que puedes estar seguro, que caerás en las mejores manos. Es momento de que dejes atrás todos los mitos que llevas cargando sobre el urólogo y su especialidad, que veas por tu salud y que comiences a cuidarte, recuerda que tu vida puede depender de ello, pues lo único que puedes hacer es prevenir y atacar a tiempo.

Publicaciones Recientes

Deja un comentario