revision de vasectomia¿En qué consiste la reversión de vasectomía?

Por motivos diversos los hombres se someten al proceso de vasectomía para evitar tener descendencia, mas posteriormente el deseo de tener un hijo  puede aparecer por diversas variables. Es válido cambiar de opinión al respecto y optar por procrear para formar una familia. Algunos que no están bien informados, creen que la vasectomía no tiene reversión, sin embargo gracias a los avances médicos existe la posibilidad de revertirla para que los hombres que se sometieron a ella puedan  volver a ser fértiles. A dicha operación se le conoce con el nombre de vasovasostomía y consiste en la reunión de los conductos deferentes que fueron seccionados con anterioridad, por medio de microscopios operatorios, para permitir de nuevo el paso de los espermatozoides y su liberación con el líquido seminal.

Se trata básicamente de volver a enlazar lo que fue separado durante la vasectomía para que los hombres recuperen su capacidad de reproducción. Como bien se sabe, la presencia de los espermatozoides en el semen posibilita la obtención de embarazos mediante las relaciones sexuales con normalidad. En casos de hombres que se realizaron la vasectomía, si en la mujer no existen dificultades de fertilidad, la vasovasostomía posibilita la concepción en mayor medida que cualquier otro método de reproducción asistida.

Ahora bien, ¿en qué casos se puede realizar la vasovasostomía? Esta puede llevarse a cabo en la mayoría de la población masculina que se sometió en algún momento a la vasectomía, y que por razones particulares desee concebir. También se puede plantear en aquellos pacientes que padecer dolor en los testículos a causa de granulomas espermáticos que llegan a ocurrir muy rara la vez en quienes se hicieron la separación de los conductos deferentes. Antes de que la reversión de vasectomía se lleve a cabo, es aconsejable realizar una minuciosa evaluación bajo la óptica de expertos en urología como los que operan en la clínica UDU bajo el mando del Dr. Luis Herrera, especialista en el diagnóstico y tratamiento de problemas urológicos. Algunos aspectos que se consideran en dicha evaluación son el historial clínico del paciente, una exploración a detalle de los testículos y los conductos deferentes, ecografías y estudios hormonales.

La vasovasostomía resulta ser una técnica un tanto compleja a causa de que debe intervenirse de manera distinta a cualquier otro método quirúrgico. Esto es debido a que se requiere de una buena precisión y técnica o el empleo de microscopios operatorios. Con respecto a la microcirugía con microscopio, esta ha mostrado mejores resultados que las cirugías que no hacen uso de tal tecnología de ampliación visual. Mediante estos equipos, los uro-andrólogos como el Dr. Luis Herrera pueden actuar para devolverles la fertilidad a las personas que se hicieron con antelación la vasectomía. Hablemos ahora sobre cómo se realiza la vasovasostomía. Primero deben hacerse estudios previos en los pacientes, para conocer si es conveniente o no que se sometan a esta operación reversible. Una vez aprobada la evaluación, dentro de un consultorio y bajo los efectos anestesia, se reúnen los conductos deferentes con ayuda de hilos de sutura, los cuales son mucho más finos que los cabellos de un humano. El diámetro de la luz de los deferentes va de 0,1 a 0,3 mm, por lo que las suturas no se perciben a simple vista. Tal situación hace necesaria la intervención de equipos de visualización durante la cirugía.

Con respecto a la tasa de éxito, hasta el 60% de los hombres que se hicieron la reversión de vasectomía, consiguen convertirse en padres de familia. Según las cifras recogidas por encuestadores, hasta el 15% de los hombres que en algún momento se practicaron la vasectomía recurren a la vasovasostomía a causa de motivos singulares, aunque en general es el arrepentimiento y el deseo de dejar descendencia lo que los orilla a recuperar la fertilidad. Los hombres que se hicieron la vasectomía y se arrepienten de ello tienen dos opciones para intentar ser padres, a saber, la reproducción asistida y la vasovasostomía. Esta última tiene un rango de efectividad más alto por lo que suele recomendarse en general su aplicación. Con respecto a la reproducción asistida, dicha alternativa alcanza hasta un 40% de efectividad un porcentaje considerablemente menor, además, la ventaja de la reversión de la vasectomía es que además de tener más índices de éxito, permite ahorros económicos y evita que las mujeres pasen por el quirófano.

Mediante la vasovasostomía, se religa el conducto deferente, el cual va desde los testículos hasta la uretra. Pese a ser un proceso quirúrgico complejo basta un par de horas y una noche o ninguna en la clínica. Con respecto a los efectos secundarios, estos son casi nulos por completo, aunque si no se realiza bajo la supervisión de médicos especialistas con años de experiencia pueden surgir hematomas e inflamaciones en la zona. También depende del perfil del paciente y de su historial clínico.

¿Necesitan el respaldo de un urólogo profesional que opere en Tijuana y que sea capaz de llevar a cabo con éxito la reversión de vasectomía? Los invitamos entonces a asistir a nuestra clínica UDU (Unidad de Urología) liderada por el Dr. Luis Herrera. Contamos con personal cirujano altamente capacitado de diversas generaciones y con certificados a nivel internacional así como años de investigación y experiencia. Podemos ofrecerles servicios personalizados enfocados no sólo en los criterios de la patología o enfermedad, sino también en los problemas que viven los pacientes y como éstos les afectan tanto a su persona como a su entorno. Contáctennos, estamos para servirles. ¡Gracias por su visita!