medicos-urologosSegún diversas instituciones de salud de todo el mundo, el porcentaje de personas que padecen o han padecido una enfermedad en vías urinarias, sistema renal o aparato genital y reproductor masculino es bastante alto en comparación con otros padecimientos y de la misma forma hay algunas de estas afecciones que no son tratadas, sobre todo por vergüenza y falta de información al respecto.

Los médicos urólogos son los especialistas en urología, es decir, la especialidad de la medicina que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de cualquier problema en estas estructuras y sistemas, que incluyen órganos como los riñones, los testículos, la próstata, la uretra y la vejiga.

Debido a la naturaleza tan diversa de los padecimientos urológicos, no es sorpresa que muchas personas no sepan con qué tipo de especialista acudir cuando alguna molestia o síntoma en algunos de estos órganos se presenta. De igual forma, existen algunas ideas comunes entre la población acerca de esta especialidad que provoca que muchas personas no se atiendan a tiempo o tengan cierta renuencia a hacerlo.

Entre las ideas más comunes están que la urología es una especialidad enfocada en padecimientos masculinos y que es para enfermedades que padecen únicamente personas mayores. En muchos casos, además, a pesar de conocer el campo de estudio y especialidad del urólogo, sucede que los padecimientos no son atendidos por considerarse vergonzosos, sobre todo debido a las zonas y órganos implicados.

Estas ideas no son erróneas, pero tampoco del todo ciertas. La urología atiende a hombres y mujeres por igual, con excepción de los casos de padecimientos en aparato genital, casos que se limitan al aparato reproductor masculino. Los padecimientos urológicos pueden afectar a personas de cualquier edad, no únicamente ancianos, y no debe ser motivo de vergüenza, pues cualquier persona puede estar expuesta a cualquiera de estos padecimientos.

Por otra parte, y como sucede en muchas otras especialidades médicas, en la urología hay subespecialidades que se determinan con base en el tipo de padecimientos, órganos específicos o pacientes que los médicos urólogos tratan. Así, como subespecialidades más comunes que se pueden encontrar están la ginecología urológica o uroginecología, la andrología, la urología pediátrica, la urología geriátrica, la urología reconstructiva o la urología oncológica, UROLOGIA LAPAROSCOPICA  , ENDOUROLOGIA  O CIRUGIA MINIMA INVASION O MINIMAMENTE INVASIVA.

El uroginecólogo está especializado en la urología femenina y todos los padecimientos que una mujer puede padecer en vías urinarias y sistema renal como incontinencia (salida orina involuntaria), vejiga hiperactiva, infecciones, entre otras.

El andrologista o andrólogo, por su parte, está especializado en urología masculina, por lo que su labor implica el estudio, diagnóstico y tratamiento de enfermedades como infecciones, disfunción eréctil e infertilidad masculina.    FUE MODIFICADO

Subespecialidades como la urología pediátrica y geriátrica, estudian y tratan esta misma clase de afecciones, pero cuando se presentan en niños o ancianos, respectivamente. La urología reconstructiva es una subespecialidad quirúrgica que se encarga de la reconstrucción de tejidos, por lo general afectados por cáncer, padecimiento que a su vez es atendido y estudiado por la urología oncológica.

SUBESPECIALIDAD ENDOUROLOGIA  es una técnica quirúrgica minimamente invasiva,por una via endoscópica nos permite tratar muchas enfermedades del tracto urinario superior e inferior  tales como cálculos ,litiasis o “ piedras” ,crecimiento prostático ,tumores de vejiga y del uréter  sin realizar incisiones “ heridas” o cuando mucho ,heridas de 1 cm como máximo.  Tanto hombre como mujeres se pueden someterse a este tipo de intervenciones, independiente de su edad o peso. Hay que mencionar como se utiliza conductos naturales y no hay incisiones “heridas” generalmente no se producen sangramiento el paciente tiene una buena evolución.

Subespecilidad Cirugia Laparoscopica en Urologia  son procedimientos de mínima invasión que se realizan por pequeñas heridas que se pueden extraer riñón, próstata y vejiga o reconstrucción de cualquier  órgano.

Las enfermedades urológicas que una persona puede padecer son muy variadas en naturaleza y origen. Es posible contraer infecciones por virus, hongos o bacterias, tener piedras o cálculos en alguna estructura urinaria o renal (litiasis), padecer incontinencia urinaria, la aparición de tumores benignos o cancerígenos, inflamación de algún órgano, problemas reproductivos o disfunción eréctil.

A pesar de la naturaleza tan diversa de estos padecimientos, los médicos urólogos pueden diagnosticar y tratar cualquiera de ellas, pues el conocimiento de estos especialistas es vasto en anatomía y fisiología de cualquiera de los órganos, estructuras y sistemas involucrados en cualquiera de estas condiciones.

Nuevamente, debido a la naturaleza y origen tan diverso de las enfermedades y padecimientos que pueden afectar estas estructuras y órganos, los números y estadísticas al respecto también son muy variados.

En México se calcula que cerca del 10% de la población padece algún tipo de enfermedad en los riñones, principalmente insuficiencia renal y de estas personas por lo menos 150,000 requieren diálisis o transplante. Uno de los problemas que provocan que este porcentaje sea tan alto y que la gravedad de los padecimientos sea alta, es la falta de atención oportuna, pues la mayoría de pacientes acuden al médico cuando el problema ya es insoportable. Además de esto, el estilo de vida es un factor que influye bastante en estos números.

En lo que a infecciones en vías urinarias se refiere, estas afectan en mucho mayor medida a las mujeres, pues del total de personas atendidas en México con alguna infección en esta área, cerca del 80% son mujeres y solo poco más del 20%, hombres. Este tipo de padecimiento, además, es el segundo tipo de infección más común en las mujeres.

Los padecimientos cancerígenos, por su parte, son una de las enfermedades más comunes que sufren los hombres mayores de 50 años, sobre todo en vejiga y próstata, aunque hombres de menor edad también pueden padecerlo.

Padecimientos exclusivos de los hombres, como la disfunción eréctil, son mucho más frecuentes de lo que se piensa. Alrededor del 30% de hombres entre 40 y 60 años padecen disfunción eréctil y en total, sin importar la edad, más de 3 millones de mexicanos sufren este problema.

Sea cual sea el inconveniente, la mejor forma de afrontarlo y atenderlo es acudiendo con un especialista en el área, un urólogo capacitado, certificado y que cuente con las herramientas y equipo necesarios para llevar a cabo de la mejor manera su trabajo y ofrecer la mejor atención y tratamiento posibles.

Unidad de Urología cuenta con los mejores médicos urólogos, las mejores herramientas, instalaciones de vanguardia y los procedimientos más efectivos y modernos para atender y tratar con el mayor porcentaje de éxito posible cualquier tipo de enfermedad urológica. Unidad de Urología ofrece eficacia, rigor científico y la mejor calidad en cuanto a atención y servicio, razones por las que es, indudablemente, la mejor clínica de urología en Tijuana.