enfermedades-urologicasLas enfermedades urológicas, es decir todos los padecimientos que afectan las vías urinarias y el sistema renal, son condiciones muy comunes en la población mundial y son un problema de salud en la actualidad, pues se estima que, tan solo en los Estados Unidos, son la causa de alrededor de 60,000 muertes al año y que casi un millón de personas tienen alguna clase de afección de este tipo.

Según cifras ofrecidas por la OMS (Organización Mundial de la Salud), se calcula que alrededor del 10% de la población total del planeta sufre de algún tipo de padecimiento en el sistema renal o las vías urinarias. Por supuesto, los números varían de continente a continente y de país a país. Desafortunadamente, México es uno de los países más afectados por este tipo de padecimientos, pues sus números son muy similares a los del país vecino del norte.

¿Pero qué son exactamente estos padecimientos? Se trata de toda condición, infección o enfermedad que puede contraer una persona en vías urinarias, vejiga, uretra, riñones y otras estructuras que forman parte del sistema renal y el aparato reproductor y genital masculino, como la próstata, el pene y los testículos.

Es importante tener en mente que esto no significa que las enfermedades urológicas sean padecimientos exclusivos de los hombres, pues las mujeres también pueden padecer problemas renales y en vías urinarias, sin embargo, estadísticamente, es mucho más frecuente que estos padecimientos se presenten en hombres que en mujeres.

La urología es la especialidad médica y quirúrgica que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de este tipo de condiciones, para lo que el médico requiere poseer un amplio conocimiento en anatomía, fisiología, patologías, etiología y aptitudes para el reconocimiento de síntomas y signos, así como capacidad para aplicación de tratamiento, técnicas y métodos terapéuticos, al igual que la cirugía.

Debido a la gran variedad de órganos y estructuras, además de los diferentes tipos de condiciones que los sistemas y aparatos involucrados pueden sufrir, existen subespecialidades dentro de la urología que se encargan de tratar diferentes padecimientos y órganos. Algunos ejemplos son la urología geriátrica, que estudia los padecimientos de este tipo que son comunes en ancianos, la urología pediátrica, que estudia condiciones en niños, la urología ginecológica, especializada en padecimientos en mujeres, la oncología urológica, especialidad que estudia tumores y condiciones cancerígenas.

Como se ha mencionado, este tipo de afecciones no son exclusivas de los hombres, pero sí son mucho más comunes en el género masculino. Adicional a esto, se dice que tanto hombres como mujeres tienen una edad urológica, lo que implica que con el paso del tiempo, la posibilidad de contraer una enfermedad en vías urinarias, sistema renal o aparato genital (en el caso del hombre), incrementa, a veces de manera considerable.

En el caso de los hombres, se ha comprobado que desde los 20 años es posible ser susceptible a contraer infecciones y enfermedades urológicas, sobre todo las relacionadas con el aparato reproductor y genital, sin embargo, las estadísticas indican que los índices de tratamiento suelen ser bajos, sobre todo debido a la vergüenza que este tipo de padecimientos puede generar en la persona.

Por su parte, cuando se llega a los 30 y 40 años, las probabilidades incrementan, no solo tratándose de problemas de disfunción eréctil e infertilidad, sino también infecciones en vías urinarias, problemas cancerígenos y otro tipo de malestares renales, en muchos casos potenciados por el padecimiento de otras enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial y factores como el estilo de vida sedentario.

En personas que rebasan los 50 años, las probabilidades de padecer alguna de estas afecciones se potencian de manera considerable. En estas edades incluso aparecen patologías muy particulares como vejiga hiperactiva, hiperplasia prostática y otros problemas de próstata, al igual que incontinencia urinaria y alteraciones de la micción, aunque se debe aclarar que esto no implica que una persona más joven no pueda padecer alguna de estas enfermedades. Otros problemas como la disfunción eréctil, también son muy comunes, pero no exclusivos, en personas de edad avanzada.

En el caso de las mujeres, la gran mayoría de padecimientos renales y en vías urinarias se deben a infecciones provocadas por virus, hongos y bacterias, sobre todo debido a que el conducto urinario o uretra de la mujer es mucho más corto que el del hombre y está más expuesto. Se calcula que más del 40% de la población mundial femenina ha padecido en algún momento una infección de este tipo, mientras que únicamente el 12% de los hombres ha tenido que lidiar con este inconveniente.

La incontinencia urinaria y los cálculos renales, son otros de los padecimientos de este tipo más comunes que se presentan en la mujer.

En general, la mayoría de enfermedades urológicas que una mujer puede padecer son consideradas no mortales, pues se trata más bien de padecimientos molestos que pueden afectar la calidad de vida de la persona y limitarla en algunas actividades, pero rara vez amenazan su vida, contrario a lo que sucede con algunos de los padecimientos urológicos que puede padecer un hombre.

Cualquiera que sea la molestia, síntoma o padecimiento que tenga una persona y que se pueda identificar como problema renal, en vías urinarias o en aparato reproductivo y genital, es importante que se acuda con un especialista para su evaluación y diagnóstico, para así descartar o confirmar la presencia de cualquier afección en estas estructuras e iniciar un tratamiento adecuado.

A este respecto, es menester mencionar que en la ciudad de Tijuana se ubica una de las mejores clínicas especializadas en este tipo de padecimientos. Se trata de Unidad de Urología, clínica que cuenta con médicos especialistas, profesionales y perfectamente capacitados para la evaluación, diagnóstico, tratamiento e intervención de cualquier tipo de inconveniente en vías urinarias, aparato genital y sistema renal.

En Unidad de Urología es posible diagnosticar y tratar de manera oportuna y con éxito enfermedades urológicas como insuficiencia renal, piedras en riñones, uretra o vejiga, infecciones en vías urinarias, cáncer de próstata o riñón, disfunción eréctil, entre otros padecimientos que puedan sufrir tanto hombres como mujeres de todas las edades. Por supuesto, entre las opciones de tratamiento se encuentra la terapia y la intervención quirúrgica, dependiendo de las necesidades del paciente.

Finalmente, no queda más que invitar a toda persona que padezca cualquier enfermedad de este tipo a conocer la Unidad de Urología en Tijuana para recibir un diagnóstico y tratamiento de primer nivel y mejorar así su calidad de vida.