El temor masculino de visitar a los médicos urólogos

Muchas son las enfermedades que pueden afectar a los hombres, no obstante hay una que es considerada la principal causa de muerte por neoplastia en el mundo, muchos de estos casos se dan en Latinoamérica; el cáncer de próstata si se detecta a tiempo es curable. Por este motivo es importante visitar a los médicos urólogos antes de comenzar a sentir algún tipo de síntoma.

Una de las mejores formas para combatir el cáncer es atendiéndolo desde las etapas tempranas, es posible lograr esto si el hombre se realiza revisiones periódicas. Muchas personas detectan y atienden el cáncer en etapas tardías, esto se debe a que los hombres tienen mucho temor o vergüenza de acudir con el urólogo, sobre todo para realizarse la prueba táctil, ya que consideran que con esta práctica perderán su masculinidad.

Cabe mencionar que esta idea está presente en todos los países, y el temor a la visita al urólogo es una constante, esto no sucede solamente en México como parte de la cultura machista del país, sino que resulta ser un problema en general para todos los hombres. Para motivar la visita al doctor es importante contar con apoyo por parte de la familia, especialmente de la pareja, ya que ésta es quien puede acercar más fácilmente al paciente para buscar oportunamente un tratamiento.

Es importante que la esposa, novia o hija se encuentre educada en este aspecto de la salud, ya que son un crucial impulso para que el esposo decida ir al médico, pues son ellas quienes los llevan y los motivan a cuidarse. Además, es importante que los estudios comiencen al momento de cumplir los cuarenta años, y deben hacerse por lo menos una vez al año.

Es importante realizarse estos estudios incluso si no se presentan síntomas, pues muchas veces las enfermedades urológicas, en especial el cáncer, no presentan ninguna señal al inicio, lo hacen hasta que están completamente avanzadas: se presenta obstrucción urinaria, dificultad en la movilidad de los miembros inferiores, orina con sangre, paraplejías súbitas o fracturas.

Existe otra razón por la que los hombres no visitan al urólogo: el miedo de descubrir que se padece una enfermedad, y la creencia de que los métodos para poder tratar la misma son agresivos; no obstante, gracias a los avances que se han tenido en la ciencia, estas técnicas han disminuido su agresividad e invasión en el proceso de curar el problema, sobre todo son mucho más precisas.

Por otro lado, otra de las afectaciones que también padecen un sinfín de mexicanos es el cáncer en los testículos. La forma natural que tienen éstos es ovoide, es decir, como de huevo, además de ser lisos al tacto, de manera que si se observa alguna alteración como un crecimiento anormal o un aumento de peso en alguno de ellos, así como la presencia de pequeñas protuberancias del tamaño de una semilla de consistencia dura, se debe acudir urgentemente a cualquiera de los médicos urólogos.

Por lo regular el cáncer afecta a sólo uno de los testículos y la probabilidad de la curación es muy alta cuando se diagnostica en las primeras etapas, esto a través de una cirugía: radioterapia o quimioterapia. No obstante, cuando la  enfermedad se encuentra con cierto avance, normalmente se manifiesta por medio de líquidos anormales o de sangre en la bolsa de la piel que cubre cada uno de los testículos. Se debe saber que en ninguno de los casos que se acaban de mencionar se presenta algún tipo de dolor, esta es una de las principales razones por las que el cáncer llega a detectarse tardíamente.

Uno de los casos que  no les causa temor a los hombres, sino vergüenza de mencionar, es el tema de la infertilidad, pues ésta por lo regular hace sentir, más en un país machista como lo es México, a los hombres con poca masculinidad. Y es que cuando el origen de la imposibilidad de poder procrear se encuentra en los órganos sexuales, el urólogo está totalmente capacitado para encontrar la causa y la solución al problema.

En este caso, del 70 % al 90 % de los casos se debe a una reducida capacidad de producir espermatozoides, lo que puede originarse por alguna anomalía que se tenga en los testículos, como pueden ser pequeñas várices. Es posible detectar este tipo de problema en el testículo izquierdo, la solución a este padecimiento es una cirugía correctiva que, en la mayoría de los casos, recupera un 80 % de la fertilidad.

Otra de las causas de la infertilidad es que uno de los testículos, o ambos, no hayan crecido de forma normal, también puede suceder que uno de ellos no se encuentra en el escroto, si esta alteración no se corrige por si sola antes de pasar a los tres años de vida, será necesario que se realice una sencilla operación.

En Unidad de Urología sabemos todo sobre las enfermedades y patologías urológicas, ya que nos caracterizamos por atender a nuestros pacientes mediante un tratamiento personalizado, pensando no solamente en los criterios que se tienen sobre estas afectaciones, sino en los problemas que viven cada uno de ellos y como los afecta en su entorno y su vida diaria. Si usted tiene alguna duda, llámenos para poder esclarecer cada una de ellas. Somos la mejor opción en el mercado, contamos con los médicos urólogos más aptos para solucionar cualquiera de las enfermedades urológicas que pueden presentarse a lo largo de su vida.

Publicaciones Recientes

Deja un comentario